Déjame entrar

El pasado fin de semana (5-8 de marzo) tuve la suerte de poder asistir a la VI Muestra de Cine Fantástico Sci-fi. Una buena oportunidad para disfrutar de nuestros deseos y aficiones más ocultos . ¿Por qué no se celebrarán más festivales de este estilo en la capital? ¡Si no cabía ni un alfiler!

Una recomendación: "Déjame entrar" (Let the Right One In, Tomas Alfredson, 2008).

Pues bien, el vídeo musical, en su constante caminar de la mano del séptimo arte, también ha visto en el terror, la fantasía o, simplemente, la carnaza; una buena manera de distorsionar la realidad y llamar la atención. El primer ejemplo que nos debe llegar a la memoria es el mítico "Thriller" (John Landis, 1983) del alienígena Michael Jackson. Todo un alarde de narración que supera el tiempo de duración de la canción (primer experimento vídeo musical al respecto). 15 minutazos de zombies y terror serie B que sentaría las bases de la libertad creativa del lenguaje audiovisual.
Pero, dejando de lado por un momento a las viejas glorias, echemos un vistazo a las últimas incursiones del género en:

-la serie B:

Animal Collective, "Peacebone" (Timothy Saccenti)







Bloc Party, "Mercury" (Ace Norton)







-el cine de zombies:

El Guapo Stuntteam, "Battle across the stereo spectrum" (Toon Aerts)







El Guapo Stuntteam, "Back from the grave" (Toon Aerts)








-el cine de vampiros:


The Kills, "Black Balloon" (Kenneth Cappello)






-el cine fantástico:


Rob Dougan, "Clubbed to death" (David Slade)








Röyksopp, "Happy up here" (Reuben Sutherland)




-el cine Gore:

Telefon Tel Aviv, "Immolate Yourself"




-cine de terror:

The Horrors, "Sheena is a parasite" (Chris Cunningham)






-y un clásico:

Aphex Twin, "Come to Daddy" (Chris Cunningham)



No están todos los que son, ni son todos los que están; pero ha quedado una buena muestra. Aceptamos sugerencias.

Back to Top