Monografías: Patrick Daughters

"Wrong" es la nueva carta de presentación de los sempiternos Depeche Mode, para su "enésimo" álbum en el mercado: Sounds of the universe. Atrás quedó ya la época en que el grupo de Essex dejaba en manos del fotógrafo Anton Corbijn todo lo referente a su imagen visual: videoclips, fotografías, diseño gráfico, etc. Aunque lo cierto es que la alternativa en la dirección vídeo musical (Patrick Daughters), para su mencionado nuevo single, no dista demasiado de la visión inquietante y poética del "holandés herrante". Un vídeo donde la intriga de la narración obliga al necesario visionado completo. Toda una muestra del control discursivo del tiempo de la narración.



Esta nueva aportación del director de Berkeley no es sino un ejemplo más del carácter inquieto de un realizador que tiene en el eclecticismo su sello de identidad. Patrick Daughters es un director muy completo, consciente del valor de la técnica y del dominio de la narración, y sabedor del poder de la creatividad y la originalidad cuando se trabaja con presupuestos más modestos (impensables para España pero modestos para la escena independiente norteamericana). Herencia ésta tomada de los grandes gurús de la denominada edad de oro del vídeo musical (finales de los noventa) donde la imaginación de directores como Michel Gondry, Spike Jonze o incluso Mark Romanek otorgaría al vídeo musical una categoría negada hasta el momento; y es que el videoclip empezaba a ser visto con ojos artísticos y no como simples piezas promocionales.

Las obras de Patrick Daughters se caracterizan por su afán por la experimentación, por su necesidad de innovación, de constituir una nueva aportación visual, y por estar delimitadas por una búsqueda de continuidad en el discurso: bien mediante el uso de máscaras de composición ( Interpol, "No I in threesome" ), el plano secuencia ( Feist, "1, 2, 3, 4" ), los planos sonoros ( Secret Machines, "Lightning Blue Eyes" ), el montaje rítmico ( Kings of leon, "4 Kicks" ), o bien mediante, simplemente, la exigencia estilística de las peculiaridades de la narración ( Beck, "Nausea" ).

Siguiendo y profundizando un poco más en el eclecticismo de este director, propongo la revisión de algunos de sus vídeos. Vídeos que van desde las obras aparentemente más simples, en donde la coreografía es el único referente, a obras en donde la experimentación musical exige de un mayor "frikismo" narrativo (si es que existe algo así); pasando por el típico vídeo de actuación. Echemos un vistazo:

- Feist, "1, 2, 3, 4"

Excelente trabajo coreográfico. Elaborado de principio a fin como plano secuencia, este vídeo fue nominado a los grammy como mejor vídeo del año aunque, finalmente, tuvo que conformarse con el premio británico CADs Music Vision Awards al mejor vídeo internacional. Como en toda gran obra de ficción, el vídeo tiene truco y si no que se lo pregunten a Bat for lashes: no sé cuál es mejor.






- Blood Brothers, "Laser life"

Videoclip que recuerda a anteriores trabajos de Michel Gondry (Steriogram, "Walkie-Talkie Man") en los que se mezcla la imagen real con tomas grabadas en stop-motion.




- Kings of leon, "The Bucket"

Un buen ejemplo del uso de la composición. Con la aparición de los grandes éxitos de películas basadas en personajes de cómics muchos han sido los directores que han terminado dividiendo la imagen para así encontrar mayores similitudes con dicho lenguaje ilustrado. Este videoclip no es el caso, pero sí un buen punto de partida para el mismo.



- Yeah Yeah Yeahs, "Gold Lion"

Patrick Daughters se dio a conocer gracias al primer trabajo que realizó para esta banda neoyorkina: "Maps". Un vídeo basado en la naturalidad de la puesta en escena y punto de partida de la relación de ambos artistas. Este "Gold lion" surgió como single de presentación del segundo trabajo del grupo y se aleja del aparente "amateurismo" de anteriores colaboraciones para ofrecer una pieza de gran calidad cinematográfica.




- Liars, "Plaster casts of everything"

Videoclip que se aleja de cualquier encasillamiento del realizador. Un videoclip que podría estar firmado por Chris Cunningham y pensado por el mismísimo David Lynch, se complementa perfectamente con las necesidades estilísticas de la música que acompaña.




Hasta aquí la primera de las monografías visuales. No sé cuándo estaré en disposición de hacer una segunda entrega ni quién será el agraciado pero como dirían por ahí: "stay tune".

2 Comments

Anna dijo...

Me encanta este blog! :)

yaznaia dijo...

me da gusto ver gente que sepa valorar un buen video musical, mas alla de la cancion que representa y de la simple publicidad, y si parece ser cierto que el videoclip este despertando, despues del letargo al entrar el siglo, me encanta tu blog.

Back to Top