julio 2011

OK Go, "All is not lost" (Ok Go, Pilobolus & Trish Sie)

Lo de los chicos de OK Go no tiene nombre. Cuando creías que ya se les habían acabado sus ideas coreográficas siempre aparecen con una nueva y sorprendente interpretación. Sí, una vez más, lo han conseguido. Esta vez han necesitado algo de ayuda pero no han perdido su chispa e innovación formando un compenetrado tándem con Pilobolus y la gente de Google Chrome. Sí, es un nuevo videoclip interactivo del laboratorio de Google Chrome muy en la línea de movimiento de pantallas del anterior trabajo que realizaron bajo la misma técnica del HTML5: "The Wilderness Downtown". ¿Lo malo?, que si no tienes Chrome, deberás instalarlo para verlo; ¿lo bueno? que puedes incluir un mensaje en el vídeo musical y compartirlo por tus redes. Tampoco quiero desvelar mucho más pero merece la pena. Top of the clips ya tiene el suyo.

Os dejo la dirección del site interactivo: www.allisnotlo.st

Y, a continuación, la versión completa del vídeo sin malabarismos interactivos:

Tom Vek, "Aroused" (Saam Farahmand)

Saam Farahmand tiene ese gusto transgresor que a todo el mundo atrae. Sus obras poseen la fortaleza juvenil e imprecisa del instante además de apelar a la recreación del efecto sin pastiches ni alardes, tal cual aparece por su mirada. "Aroused" retoma un hábito defenestrado como es el fumar y lo exhibe sin tapujos ni conservadurismos hipócritas, volviendo a lo que nunca debió dejar de ser: una de las herramientas estéticas más eclécticas y expresivas de la escenografía. Por su arbitrariedad, su volatilidad, su lenguaje no verbal y, sobre todo, su atractivo.

Cults, "Go Outside" (Isaiah Seret)

Isaiah Seret nos trae una espectacular integración de imágenes al estilo de la pionera Forrest Gump.

nudozurdo, "prueba/error" (Scott Johnston)

"Prueba/error" surge de dos conceptos: fragmentación visual y del mensaje, en consecuencia, del tradicional collage: "Algo similar a los montajes de fotos que están tan de moda, esas fotos panorámicas que se hacen con los móviles uniendo tres fotos distintas. Ese concepto de imagen fraccionada iba a la perfección con el tono y la letra de la canción. Una exploración visual de la fractura psicológica, la distancia entre lo 'interno' y lo 'externo', entre lo pequeño y lo enorme. El clip habría sido muy fácil de hacer con una cámara digital, pero preferí los tonos y la calidad que el Super 8 le imprime a las imágenes sin utilizar filtros ni trucos de edición. La mayor parte de las imágenes están sin procesar, vienen directamente de la lente de Super 8" (Scott Johnston en el perfil de Vimeo de nudozurdo)

Cold Mailman, "Time is of the essence" (André Chocron)

Increíbles "time lapses" y juegos de luces. Un "trabajo de chinos" de impactante resultado.  

The Sound of Arrows, "Magic" (Andreas Öhman & Oskar Gullstrand)

Rodado íntegramente a las afueras de Madrid (por cierto, espectaculares algunos parajes), "Magic" posee la estética y el regusto de las grandes películas fantásticas de los ochenta como "La princesa prometida" (1987, Rob Reiner), además del gusto familiar del Steven Spielberg de la época y, aunque evidente, la última creación cinematográfica de Spike Jonze ("Where the wild things are") también tiene su espacio. Una obra fantástica en donde una catástrofe es tomada con optimismo y vitalidad por parte de sus protagonistas. 

Loose Fit, "Tabble beggar" (Abbie Stephens)

Aunque en un principio pueda parecer que todo lo audiovisual está filtrado actualmente por alguna máquina infernal, de esas que dominan nuestros escritorios y espacios de trabajo; lo cierto es que existe todavía individuos pasionales y apasionados de la artesanía que "cutter" en mano se disponen a recortar unos 2500 frames para representar una bonita historia, pese a la desesperación e impotencia que pueda albergar. 


Aquí podéis ver un "making of".

Thadwick Tristen Trevor III & Swan Coltrane, "Brain Champagne" (Stephan Gray)

Los vídeos de raperos suelen resultar estereotipados. Hype Williams y el gangsta rap demarcaron una iconografía que ha perdurado a lo largo de los años sin apenas mutación, tan sólo algunas aportaciones de Mark Romanek o la nueva ola de raperos cercanos al "indie" han logrado sacar al hip hop del estigma de su pasado audiovisual; sin embargo, y pese a lo estereotipado de su mensaje, siempre logran rodearse de grandes directores, consiguiendo así una imagen cuidada y preciosista. "Brain Champagne" es un claro ejemplo y su "blanco y negro" es para enmarcar.

Back to Top