julio 2012

The Raveonettes, "She owns the streets" (Peter Kaaden)

Hasta no hace demasiado tiempo, recurrir a texturas y filtros para simular un romanticismo añejo hacia un soporte cinematográfico como el super8 era una constante y tendencia reiterada. Evidentemente no es una moda pasajera y hoy día se sigue utilizando, al igual que muchos otros recursos, pero lo cierto es que, a veces, el determinado uso de una estética viene por oleadas, como una inspiración masiva, una globalización espontánea de atracción hacia un recurso determinado. Ése es el caso del VHS. Denostado durante el boom del digital contemporáneo, desde hace unos años sufre una especie de efecto nostálgico amparado en la continua referencia al "look ochentero". Marginado por su falta de nitidez, "drops", ruido espasmódico y degradación del soporte; es, precisamente ahora (en el siglo de la referencialidad), cuando estos arbitrios de la técnica ganan adeptos en detrimento del metódico y encorsetado plug-in digital. En esta línea, "She owns the streets" es una apología del reproductor de vídeo: con sus malformaciones de imagen, su ruido, sus enganches de cinta e incluso sus imágenes aleatorias, sin venir a cuento, sin duda producto de una grabación anterior alojada en la cinta regrabada.

Alt-J, "Tessellate" (Alex Southam)

"Tessellate" aparece tras una de las tantas visitas al recomendable listado semanal de videoclips que hace la revista norteamericana Stereogum y, desde el primer visionado, un videoclip me vino a la cabeza rápidamente, con toda su añoranza y cara de bobalicón al recordarlo: "Imitation of Life". "Imitation of Life" fue uno de los grandes videoclips producidos durante la década anterior. Dirigido por Garth Jennings, este vídeo musical de R.E.M. saltó a las pantallas como una bomba tecnológica de continuos "zoom in" y "zoom out" digitales entorno a una misma escena en donde se desarrollaban multitud de acciones temporizadas por el "time remapping" en postproducción. Un pistoletazo de salida a la tercera fase del desarrollo tecnológico postproductivo (cabría señalar la primera como el boom de la inocencia tecnológica de los ochenta, la segunda englobaría el esplendor digital de los noventa y esta tercera vendría a confirmar la madurez de la postproducción) cuyo esplendor vivimos ahora. Gracias, Alex Southam, por traer a mi memoria a uno de los grandes: Garth Jennings (Hammer&Tongs). 

Jack White, "Freedom at 21" (Hype Williams)

Acostumbrados a ver deambular la cámara angular de Hype Williams por barrios afroamericanos, se hace raro ver al paliducho de Jack White en tremenda empresa. Y es que el director norteamericano parece haber asistido a una doble sesión cinematográfica cuya cartelera engloba "Death Proof" y "Sin City" a partes iguales. Sin duda, alejado de su paternalismo hip-hop, debemos estar de enhorabuena y recrearnos en los cambios de registro de directores que, sin justicia, son encasillados.

Justice, "New Lands" (CANADA)

Criticados en algunos sectores por cierto estancamiento en sus trabajos (sin razón), el colectivo barcelonés formado por los directores Luis Cerveró, Lope Serrano y Nicolás Méndez se toman la justicia por su mano para reivindicar cierto eclecticismo y apertura estética a través de este "New Lands". Increíble puesta en escena y, como siempre, excelente dirección de arte de Roger Bellés en esta mirada retrofuturista del clasicazo de los setenta Rollerball. Una descarga de adrenalina audiovisual alejada de la recreación contemplativa de trabajos anteriores y en la que la labor de postproducción de Glassworks tiene mucho que decir: influencias gráficas de representación poligonal y malla digital en clara alusión a otra cinta clásica, Tron.



A continuación un "Making Of" con unos apáticos Justice y unos entusiastas CANADA de la mano de una conocida marca de bebidas energéticas. Hoy día el "product placement" y el patrocinio se han convertido en las grandes bazas para poder producir obras vídeo musicales de esta envergadura, aunque nos pese tener logos restregándose por nuestra cara constantemente (como en la reaparición estelar de lo nuevo de No Doubt tras once años en barbecho). 

Matt & Kim, "Let's Go" (Colin Devin Moore)

La cosa va de deportes. Para lo que es el adelanto del nuevo trabajo de los neoyorkinos Matt & Kim, el director Colin Devin Moore se ciñe a la sencillez y confusión ilustrativa de un trabajo que poco tiene de vídeo musical (en la estricta concepción del término) y mucho de mera exhibición. Aunque lo cierto es que engancha, resulta hipnótico y, para un amante del baloncesto, apasionante. 

Juveniles, "Through The Night" (Edward Housden)

Con las Olimpiadas a punto de dar su pistoletazo de salida, es bonito recordar a todos aquellos deportistas anónimos que, con el reto olímpico como un hecho casi quimérico, se esfuerzan día a día en la precariedad de gimnasios de barrio; y todo con el aroma decadente, rancio, "retromoderno" e inspirador del sintetizador "flashdance". 



Back to Top