SZA feat. Kendrick Lamar, "Dove In The Wind" (Nabil)

La relación del hip-hop estadounidense con el cine de kung fu viene de largo ya que los miembros de los míticos Wu-Tang Clan acogen gran parte de su iconografía como leit motiv de su discurso. Pues bien, el director Nabil Elderkin retoma dicha relación para configurar una nueva obra de maestro y aprendiz, pruebas mortales y capacidad de superación; personalizadas en las figuras de SZA y Kendrick Lamar. Lo más interesante de la pieza seguramente venga de la explotación de los consabidos clichés narrativos del géneros pero, especialmente, cabría destacar el uso del sonido diegético de la pieza con diálogos que parecen sacados de las propias películas hongkonesas.

Back to Top