Ariana Grande, "God Is A Woman" (Dave Meyers)

Mientras Ariana Grande grita a los cuatro vientos que Dios es una mujer, Travis Scott aconseja dejar de jugar a ser dioses y todo ello bajo la atenta mirada de un Dave Meyers que se está erigiendo en el nuevo gurú del videoclip blockbuster norteamericano, bien cargadito de efectos. Una fórmula de la que el poderío comercial del K-pop son alumnos aventajados tal y como vemos en los trabajos de grupos como BTS, especialistas del habitual empacho de efectos y estéticas dispares.   





Back to Top